Conoce el suelo como posible escenario

Cómo caer, levantarse y defenderse en el suelo: conoce el suelo como posible escenario.

Dentro de la defensa personal, el suelo es uno de los escenarios más complicados. En el suelo es más difícil desplazarse o huir de nuestro agresor. Vamos a ver que tipos de técnicas podemos utilizar para levantarnos del suelo y salir airosos de esa situación.

Conoce el suelo como posible escenario en el Krav Maga
El suelo como posible escenario

¿Cómo caemos?

Un empujón, la pérdida de equilibrio, un golpe, etc. nos puede llevar al suelo.

Puede parecer imposible controlar nuestro modo de caída, pero si entrenamos las diferentes maneras nos puede ayudar en futuras situaciones.

Es imprescindible proteger nuestra cabeza, ya que es un punto muy vulnerable de nuestra anatomía.

Si caemos hacia atrás, flexionando las rodillas y arqueando la espalda para llevar el mentón a nuestro pecho, habremos ganado una gran parte.
Recuerda que tus brazos sean los últimos en impactar, ya que si fueran los primeros posiblemente se podrían fracturar.

Si la caída es al frente, tus brazos bien estirados te ayudarán a no impactar con tu rostro en el suelo.

De manera lateral, tus rodillas flexionadas acortaran la distancia con el suelo y deberemos permanecer con la cabeza ladeada para protegerla del golpe.

Golpeando en el suelo

Una vez en el suelo, será importante adoptar una postura de guardia para protegernos del agresor. Dependerá en gran parte de la distancia con el mismo, el cómo vamos a colocar nuestras piernas. Eso sí, nuestras manos ubicadas siempre para la protección de nuestro rostro.

Si está cerca, nuestras piernas elevadas y preparadas para el golpeo. Lanza una patada con el pie lateralizado, directa a su rodilla. Continúa con una patada a su ingle y termina con otra patada en su rostro si la situación lo permite.

Si el agresor está situado a tu lado, gira tu cuerpo para quedar completamente recostado y lanza una patada lateral hacia sus zonas más vulnerables.

Conocer el suelo como posible escenario no es demasiado complicado, pero requiere de entrenamiento y repeticiones para ir asimilando los movimientos.

Vamos ¡a levantarse!

Como te indicábamos en el inicio, el suelo es un escenario complicado por lo que conviene levantarse de manera rápida y eficaz. Eficaz nos referimos en que hay que aprovechar nuestro levantamiento para a su vez, empezar a crear daño al agresor.

Hay diversas maneras de levantarse, dependiendo de la situación así como la distancia de nuestro/s oponente/s.

Si se encuentran lejos, aprovecha a levantarte con una huida hacia el lado opuesto a la amenaza. O bien levántate en el sitio para ponerte en guardia de combate, por si el agresor sigue en una distancia media y es posible que intente de nuevo una agresión.

Si está cerca, inicia el golpeo desde el suelo para luego levantarte con una patada lateral a su rodilla y sigue con golpeos de brazo hacia su rostro.


Estas son sólo algunas pinceladas de los diferentes escenarios que nos plantea el suelo. La práctica regular de estas posibles situaciones te ayudarán a automatizar los movimientos y tener las armas necesarias para protegerte.

Para visualizar nuestro interesante tutorial sobre cómo levantarse y golpear desde el suelo: Pincha aquí.

Recuerda que en nuestras redes sociales vamos actualizando nuestros vídeos y contenidos: Facebook, Instagram y LinkedIn, síguenos para no perderte nada.

Si tienes alguna duda o quieres probar una clase gratuita: ¡Contáctanos! Estaremos encantados de ayudarte.

Anímate y aprende defensa personal mientras te diviertes.

Deja un comentario